lunes, 21 de septiembre de 2015

La gente feliz lee y toma café (Agnes Martin-Lugand)

FICHA TÉCNICA
  • Título original: Le gens heureux lisent et boivent du cafe
  • Autor: Agnes Martin-Lugand
  • Editorial: Alfaguara
  • Sinopsis: Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario ''La gente feliz lee y toma café'', en el que Diane no ha vuelto a poner los pies. Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos? (http://www.casadellibro.com/)
OPINIÓN PERSONAL:

Hace mucho tiempo que La gente feliz lee y toma café había llamado mi atención. En parte sabía que me podía encontrar con una lectura de este tipo y en parte me he sorprendido con ella. Se trata, en líneas generales, de un libro bonito, un tanto triste pero que quiere transmitir una historia lo más real posible. Se trata de un relato de superación y de recuperación personal.

Aunque no es la típica novela romántica al uso, pues el final no es el que te esperarías, aunque deja con buen sabor de boca. Diría que es un libro tranquilo y relajado, que cuenta con una historia sencilla, sin pretensiones y que da justo lo que promete. Cierto pesar pero mezclado con emociones intensas y en clave muy positiva. 
La gente se lee de corrido y es muy entretenida, en parte porque la historia, además de ser sencilla es un poco de 'transición', por llamarla de alguna manera y es ideal para leer en verano. Transcurre en realidad más bien en estaciones frías, pero lo veo muy apropiado para el período estival. 

Otra cosa que tengo que destacar es que los escenarios donde transcurren son muy evocadores: desde un café literario en París a un húmedo pueblo de Irlanda. En ellos, se mezclan los cafés y los paisajes con un lenguaje directo que en ocasiones resulta hasta rudo, aunque no es soez porque tiene todos los ingredientes en su justa medida. Nada mal, ¿verdad?

Nota: 7, un libro dulce aunque un poco triste. Realista y con un final sorprendente.

2 comentarios:

  1. ¡Lo cierto es que le tengo un montón de ganas a este libro!

    No suelo leer literatura realista, pero el título de este libro y el haber leído ahora esta reseña, han hecho que mi curiosidad mande sobre mí. ¡Lo añado a mi lista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el comentario, espero ansiosa tu opinión!

      Eliminar

¿Qué te ha parecido?