jueves, 22 de febrero de 2018

Los magos primigenios 2: El ladrón de puertas (Orson Scott Card)

FICHA TÉCNICA
Título original: Mither Mages 2: The Gate Thief
Autor: Orson Scott-Card
Editorial: Minotauro
Sinopsis: Llega la segunda parte de La puerta oculta, una asombrosa serie de fantasía urbana en la que los North, una familia de magos exiliada en nuestro mundo, conviven en precario equilibrio con otras familias mágicas.
Ser el mago más poderoso de la Tierra y Westil no hace que el instituto sea más fácil para Danny North. Si no es capaz de dominar sus habilidades no podrá mantenerse oculto a ojos de las familias mágicas, que pretenden controlar su poder, o incluso matarle, en caso de no conseguirlo. (https://www.planetadelibros.com/)

martes, 20 de febrero de 2018

El archivo de Sherlock Holmes (Arthur Conan Doyle)

Título original: The Case-Book of Sherlock Holmes 

Autor: Arthur Conan Doyle 

Editorial: Anaya 

Sinopsis: parece que Doyle y el doctor Watson no tenían los mismos puntos de vista sobre el interés de las correrías de Holmes. Mientras el primero lo consideraba un entrometido que le impedía dedicarse a cosas «más serias», Watson se empeñaba en resucitar los casos que tenía cuidadosamente anotados en su archivo. La historia ha dado la razón al doctor y ha preferido la «agenda» del detective a todas las preocupaciones metafísicas de su autor. Y Watson, que era ya para Holmes «una de sus costumbres, como el violín, el tabaco… y otras quizá menos disculpables», abre esa caja de sorpresas y nos muestra a un Sherlock Holmes «en el momento culminante de su carrera». (https://www.casadellibro.com

miércoles, 14 de febrero de 2018

Mi dulce locura (R. Cherry)

Autora: R. Cherry 

Editorial: LxL 

Sinopsis: Natalia es una chica normal, con una vida tranquila y relajada. Junto a su mejor amiga, es dueña de una cafetería llamada Jubilee, o como dice ella Bibliotería o una Cafeteca (ya que es mitad cafetería mitad biblioteca). Todo iba sobre ruedas, su vida se había vuelto a encauzar hasta que se cruza en su camino un hombre de ojos verdes, apuesto e irresistible. Lo que no sabe Natalia es que él será quien lo desencadene todo, el pasado volverá y se hará más real de lo que había sido antes. Cientos de dudas, temores, pesadillas y sueños rotos volverán a ella con tanta fuerza que la harán parecer pequeña, diminuta. Solo con la ayuda de él y de la gente a la que quiere podrá olvidar todo lo que un día ocurrió ¿Será capaz de afrontarlo y dejarse llevar por J.D Collins? https://www.amazon.es 

jueves, 8 de febrero de 2018

Dímelo con libros: romance literario

Estamos en febrero y me ha sido imposible dejar pasar la oportunidad de dedicar una entrada a San Valentín, que es el próximo día 14. No me considero una persona excesivamente romántica (tengo mis momentos, como todo el mundo) y tampoco soy una lectora asidua de este género literario. A pesar de ello, creo que es un tipo de escritura que debemos tener en cuenta y que, a día de hoy, está pegando bastante fuerte. 

El origen de San Valentín se remonta a la Roma del siglo III, tal y como señala Educando. Se basa en la leyenda del sacerdote Valentín que desafió las órdenes del emperador romano Claudio III, quien le prohibió celebrar matrimonios para muchachos jóvenes sin familia porque los consideraba mejores soldados sino tenían ataduras. Valentín fue martirizado por no hacer lo que se le imponía y fue ejecutado el 14 de febrero. Antes de morir, fue encarcelado y el oficial Asterius quiso ridiculizarlo y le retó a que le devolviese la vista a su hija Julia, que había nacido ciega. Cuando el sacerdote lo consiguió, en nombre del Señor, el militar y toda su familia se convirtieron al cristianismo. En agradecimiento, la joven Julia plantó un almendro en flor junto a la tumba de Valentín, haciendo que esta preciosa planta rosada se convirtiera en símbolo de amor y amistad. 

Aquí os dejo la versión animada que hicieron Pascu y Rodri en Destripando La Historia, no tiene desperdicio.

jueves, 1 de febrero de 2018

Novedades Literarias Febrero 2018

Casi sin darnos cuenta ya estamos en febrero, el mes del amor, del Carnaval y del frío. Porque a pesar de que el invierno sigue avanzando, aún nos queda tiempo de usar abrigos, guantes, gorros y nuestras prendas más abrigadas. Para sobrellevarlo mejor, ¿alguna opción más calentita que un café y un buen libro? En mi caso no. 

Esta mes son muchos los títulos que llegan a nuestras librerías (recordad visitar vuestras tiendas habituales si queréis conocerlos todos) pero yo me quedo con los tres que considero que pueden tener más gancho. Una historia de amor, una novela negra y la esperada continuación de La Catedral del Mar, ¿os cuento un poco más? Seguid leyendo. 

sábado, 27 de enero de 2018

Alma

Era incapaz de conciliar el sueño. La voz atronadora de la tormenta se ocupaba de que fuera imposible descansar aquella noche. Dio una nueva vuelta en la cama helada e intentó entrar en calor frotándose un pie contra otro. Apretó los ojos con saña, como si solo a base de fuera de voluntad fuera a ser capaz de conjurar a Morfeo. Aquel era un dios caprichoso y los deseos de una niña de 12 años parecían no estar entre sus prioridades. 

Molesta consigo misma encendió la lámpara de la mesilla de noche y durante el segundo que dio paso de las tinieblas a la luz le pareció ver algo en una de las paredes. La ensoñación se evaporó de inmediato y la chiquilla negó con la cabeza, dejando de lado lo que creía haber visto. Se destapó con energía y se calzó las zapatillas de andar por casa. Tomar un vaso de leche le pareció la mejor idea para hacer venir al sueño. 

El pasillo estaba muy oscuro y Alma tragó saliva. A pesar de jactarse frente a sus compañeros de clase de que había superado el medio a la oscuridad cierto desasosiego si que le producía la falta de iluminación. Sin embargo intentó mostrarse valiente. De día aquel corredor no asustaba en absoluto. Apretó los dientes y de una carrera atravesó el lugar en menos de un minuto. Una vez a salvo, en la cocina, encendió la luz y por el rabillo del ojo creyó ver de nuevo aquella cosa que pareció intuir en su alcoba. Suspiró y cerró los ojos. Al abrirlos aquella cosa (quizás hubiera sido mejor referirse a ella como ser) seguía allí. 


Era de corta estatura y piel viscosa. Su delgadez era extrema y de la cabeza le caían algunos mechones de cabello desordenado. Tenía los miembros largos y sus formas eran antropomorfas, a pesar de ello caminaba más bien encorvado y no paraba de temblar. Sus ojos, unos enormes ónices que no dejaban de observar a Alma, brillaban en medio de una cara sucia y esquelética con un amago de nariz y unos labios gruesos que se mantenían solapados y que parecían ocultar unos dientes enormes dado su abultamiento. La niña dio un respingo y la criatura hizo otro tanto. Durante un segundo eterno ambas se quedaron en silencio, sus miradas conectadas como si estuvieran hablando un lenguaje que solo ellas podían entender. 

—Edward —susurró la niña entonces, acercando su mano a la del diminuto ser que no paraba de tiritar—, papá te ha dicho que no puedes subir a casa sin permiso. 
—Edward tiene permiso —contestó la criatura con una voz tan humana como la de Alma, aunque masculina. Ni siquiera miró la mano que le acercaban. 
—No es verdad. 
—¡Hermana mayor mala! 
—¿Y si no le contamos nada a papá y duermes esta noche en mi habitación? 
Los ojos de Edward se volvieron menos oscuros, parecidos a los de un niño de seis o siete años, y aferró los dedos de la chica, eufórico. Tomaron un poco de leche y se fueron por donde Alma había venido un momento antes. La chica solo esperaba que su padre no descubriese que había dado cobijo al pequeño. No le gustaba nada que Edward abandonase el sótano donde vivía.

jueves, 25 de enero de 2018

Marina (Carlos Ruiz Zafón)


FICHA TÉCNICA

Autor: Carlos Ruiz Zafón

Editorial: Booket

Sinopsis: En la Barcelona de 1980 Óscar Drai sueña despierto, deslumbrado por los palacetes modernistas cercanos al internado en el que estudia. En una de sus escapadas conoce a Marina, una chica delicada de salud que comparte con Óscar la aventura de adentrarse en un enigma doloroso del pasado de la ciudad. Un misterioso personaje de la posguerra se propuso el mayor desafío imaginable, pero su ambición lo arrastró por sendas siniestras cuyas consecuencias debe pagar alguien todavía hoy.

«Quince años más tarde, la memoria de aquel día ha vuelto a mí. He visto a aquel muchacho vagando entre las brumas de la estación de Francia y el nombre de Marina se ha encendido de nuevo como una herida fresca. Todos tenemos un secreto encerrado bajo llave en el ático del alma. Éste es el mío.» (http://www.carlosruizzafon.com)