viernes, 2 de octubre de 2015

¿Y ahora yo qué leo?

Quizás tú seas del tipo de lector que siempre tiene claro que leerá cuando haya acabado su lectura actual. Pero son muchos los que se vuelven locos cuando les toca decidir cual será el siguiente libro que caiga en sus garras pues o bien no les apetece nada de lo que tienen en casa o simplemente no se sienten tentadon por nada en particular. Yo me considero una lectora que pica de todos los géneros, lo que en teoría debería darme muchas opciones, pero también debo reconocer que a veces me siento perdida.

Hay muchas maneras de encontrar el libro perfecto, quizás estos consejos que ahora os doy no os valgan mucho en vuestro caso particular pero en el mío funcionan bastante bien. Si tenéis ocasión de ir a una librería grande tipo Casa del Libro o la sección literaria de la Fnac, hacedlo. A veces ver muchos libros y tener tiempo para poder curiosear ayuda a despertar las ganas por un ejemplar determinado.
Desgraciadamente, no siempre hay ocasión de hacer algo así, pero Internet puede suplir en cierta medida en problema. Busca novedades de tus autores favoritos, métete en webs donde vendan libros o simplemente haz búsquedas en Google, todo ello es de gran ayuda. Si además estás en algún foro, blog o grupo de Facebook literario, las recomendaciones vendrán como por arte de magia. 


Una alternativa que también puede venir bien a los lectores en búsqueda de nuevas lecturas es tirar del típico amigo que te deja libros o te hace recomendaciones. Yo tengo algunos (algunas más bien) así y la verdad es que vienen muy bien cuando tu mente solo piensa en tortitas o en la última serie que has visto. Hasta los lectores más ávidos tenemos nuestros momentos de empanada mental y un coscorrón de un buen amigo también puede suponer un aliciente.

Si nada de esto funciona aún te queda ponerte a ver la televisión, es posible que los programas de cotilleos te parezcan tan lamentables que tus ojos viajen una y otra vez hasta la estantería de los libros y aquella novela que habías desechado de pronto te parezca lo más atractivo del mundo. Si tienes varias opciones es hasta posible que las barajes y reflexiones al respecto, lo que podría darte tu próxima lectura. Si ves que es imposible, tómate un descanso pero si eres un lector infatigable no será muy largo y retomarás el hábito con muchas más ganas.

¿Te ha ocurrido algo así alguna vez, cuál ha sido tu experiencia, cómo la supueraste? 
Si quieres, también puedes compartir con todos cual será tu próxima lectura, estoy deseando conocerla.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Cuando termino una novela, con mirar en la estantería ya tengo nueva lectura, pero si estoy muy empanada prefiero irme a la biblioteca, que la tengo a cinco minutitos y siempre encuentro algo.
    Ahora mismo estoy leyendo un envío de un autor novel y mi próxima lectura también es otro envío, de una editorial, así que hasta que no termine con éstas, no me toca elegir XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué genial es tener siempre lectura!

    Yo tengo generalmente, pero a veces tengo tanta que no sé por donde elegir, y lo de ir a las bibliotecas me lo apunto, que ayuda mucho y es un sitio fantástico *o*

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?