miércoles, 13 de enero de 2016

Las crónicas de Ward 2, la maldición del espectro (Joseph Delaney)


FICHA TÉCNICA

Título Original: The Wardstone Chronicles #2, The Last Apprentice 

Autor: Joseph Delaney 

Editorial: Roca

Sinopsis: Thomas Ward sigue trabajando con el Espectro y ya es todo un experto en cazar brujas, boggarts y espíritus. Un día ambos se acercan a Priestown, en el centro del condado, y Thomas se da cuenta de que su jefe está más inquieto de lo normal; allí, en lo más profundo de las catacumbas, acecha una criatura a la que el Espectro nunca ha podido derrotar, un ser tan malvado que todo el Condado corre el peligro de quedar bajo su dominio. (www.casadellibro.com)

OPINIÓN PERSONAL

Sin lugar a dudas, esta segunda parte es bastante más entretenida que la primera, que aunque tenía su punto, era bastante más predecible y a ratos hasta aburrida. No es que en estas nuevas aventuras la originalidad sea la nota predominante, pero al menos tiene alguna que otra sorpresa que yo, por lo menos, no esperaba. En cualquier caso y dejando de lado los sucesos inesperados, me ha enganchado bastante más y he sufrido, cosa que con El aprendiz del espectro no me ocurrió.

Como ya esperaba, en esta segunda novela se han dado más detalles de los personajes y del condado en el que ocurren los acontecimientos. Me ha gustado mucho saber algo más del espectro, John Gregory, o de la familia de Tom. Fascinante como se conocieron los padres del protagonista de la historia, muy romántico y evocador. Me gusta mucho como el autor crea nuevos posibles caminos a explorar.

Todo ello no quita que el libro siga siendo tremendamente simple, incluso “facilón” si se me permite el uso de esta palabra. Hay que decir que la historia está bien estructurada y es relativamente interesante, pero el lenguaje no es para nada elaborado como ocurría en el primer volumen de Las Crónicas de Ward. 

Pese a que el segundo volumen es mejor en casi todos los sentidos, esa sencillez extrema sigue estando ahí, aunque es más llevadera, lo que me lleva a preguntarme si realmente no está escrito de esta manera adrede. Han insistido en más de una ocasión que quien cuenta la historia es el propio Thomas, un chico de 13 años que, según el mismo, escribe prácticamente igual que hablar. 

Igualmente, ha ganado nivel en relación a su predecesor y todo apunta a que el tercero será de lo más interesante, con la aparición de nuevos personajes que solo esbozan en esta segunda novela. 

Nota: 6, “más entretenido que su predecesor, con mucho potencial”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?