miércoles, 7 de septiembre de 2016

El "monstruo" literario

El mes más terrorífico ya está aquí. Y no me refiero a octubre, que es cuando se celebra Halloween, no. Os estoy hablando de septiembre, el momento de la vuelta al cole y al trabajo. Pone los pelos de punta, ¿verdad? Al menos conozco a algunas personas que deben de estar mordiéndose hasta los padrastros ante la tesitura del regreso a la rutina.

Más allá de la broma, en este mes tan «horripilante» me gustaría hablaros de algunos monstruos literarios. Quizás los más conocidos y sobre los que más se ha hablado a lo largo de la historia de la literatura. A algunos los he catado de sobras y con otros sólo estoy dando los primeros pasos, pero creedme cuando os digo que ponen los pelos de punta.

1. El vampiro: Sin lugar a dudas, el más conocido. La novela de Bram Stoker, Drácula, nos lo presentó como un ser sensual y cargado de poder que perdía sus dones con la luz del día. En este caso (y sin que sirva de precedente) os recomiendo también la película de Francis Ford Coppola protagonizada por Gary Oldman, Winnona Rider, Anthony Hopkins y Kenau Reeves. 

Este ser ha aparecido una y otra vez tanto en el cine como la literatura. Las crónicas vampíricas de Anne Rice son novelas modernas que han creado toda una legión de fans. Tropa tan numerosa como los seguidores de la edulcorada saga Crepúsculo de Stephenie Meyer. Todo ello viene a demostrar que el vampiro está muy vivo y que sigo produciendo un gran interés entre los lectores. 

2. Frankenstein: Mary W. Shelly, la mamá de Frankenstein o el moderno Prometeo, fue una pionera en su tiempo con esta obra que es mi actual lectura. La idea de crear vida es un paradigma interesante del que se valió la escritora para crear a un ser maldito y de buen corazón que acaba convirtiéndose en un monstruo asesino sin sentimientos. 

Esta idea ha sido llevada muchas veces al cine y todos somos capaces de recordar el icónico Boris Karloff con aquellos tornillos atravesando su cuello. Esa fue la primera vez que vimos al personaje, pero no la última. De hecho, a día de hoy, aún tiene vigencia con, por ejemplo, la película protagonizada por James McAvoy y Daniel Radcliff Víctor Frankenstein o la serie de televisión Las crónicas de Frankenstein, con Sean Bean. 

3. Doctor Jekyll y Mr Hyde: Otro de los monstruos más familiares nació de la pluma de Robert Louis Stevenson con El extraño caso del doctor Jekyll y Mr Hyde. En la historia, un reputado científico se convierte en un ser despiadado que atormenta a la sociedad. La doble personalidad es un trastorno que se ha tratado en diversas novelas. Sobre todo si una de esas personalidades es alguien con intenciones más que oscuras. 


Algunos de los casos más destacados son Mundo de Ptavvs, de Larry Niven, en el que un telépata se las tiene que ver con la poderosa mente de un extraterrestre o El Dragón Rojo de Harris Thomas, en el que el asesino parece mostrar este trastorno y querer llevarlo hasta las últimas consecuencias con un cuchillo en la mano.

Podría hablar de hombres lobos, zombies y fantasmas, entre otros. Pero creo que, literariamente hablando, estos tres son los más significativos y vosotros, ¿qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido?