viernes, 9 de diciembre de 2016

Y tú, ¿cómo lees?

Casi sin darnos cuenta nos hemos colado en el mes de diciembre. El mes de la Navidad, los regalos y también del tiempo libre, lo que en el caso de los lectores supone más oportunidades para disfrutar (entre comidas familiares, fiestas y demás) de nuestros libros favoritos. Pero, no os engañéis, hoy no os quiero hablar de estos amigos de papel. 

De lo que me gustaría hablaros este 9 de diciembre es de las manías que tenemos los lectores a la hora de perdernos en otros universos. Son muchas las manías que muchos de nosotros adquirimos a lo largo de los años y me gustaría compartir algunas con vosotros. Si se os ocurren algunas más, sois libres de agregarlas, no os cortéis.

Posturas de lectores: Si el libro que tenemos entre manos nos está encantando solemos dedicarle muchas horas. De ahí que vayamos adquiriendo diferentes posturas para estar lo más cómodos posibles. Algunos leen tumbados, cambiando una y otra vez la posición de sus vértebras. Otros apuestan por leer sentados con un escritorio delante, como si estuvieran trabajando o estudiando. Hay lectores que no hacen ni una cosa ni otra, sino que van alternado, o simplemente tienen su sillón favorito de lectura. Yo he intentando hacerme con uno así, pero siempre acabo echada en el sofá o sentada en él de las formas más extrañas.

Original punto de lectura encontrado en Abadía Digital
Puntos de lectura: Este es otro tema muy importante a tener en cuenta. A nadie le gusta estropear libros, de ahí que no esté nada bien considerado aquel que dobla las hojas. En algunos sitios los tildan de «monstruos», lo que ya es un poco exagerado. La duda es qué se utiliza para señalar por donde vamos leyendo. La gente puede utilizar cualquier cosa: un ticket, una etiqueta, un post-it, pero hay quien es algo más tiquismiquis con este asunto y prefiere un punto de «lectura oficial», por llamarlo de alguna manera. Yo soy de estas, tengo montones y me encanta ir cambiándolos. 

Sitios para leer: Hay lectores de todo tipo. Aunque pueda resultar una afirmación trivial, es una que debe ser muy tenida en cuenta. Ya que no todos nos relacionamos con los libros de la misma manera, hay quien tiene un lugar especial en el que lee y no puede cambiarlo porque no se concentra igual. Por el contrario, hay otras personas que no ven problema alguno en trasladarse a cualquier lugar. En mi caso, me encanta (cuando el tiempo lo permite) leer al aire libre. Te sientes mucho más inspirado y tu mente parece más proclive a soñar.

Recordatorios: Yo no soy muy seguidora de ello, pero hay muchas personas que adoran ponerse recordatorios en pequeños papeles para localizar sus escenas favoritas de la lectura que tienen entre manos. Quizás ese momento épico te llegó tanto al alma que fuiste incapaz de no dejarlo marcado en ese volumen para siempre. Hay quien usa pequeños adhesivos o quien como yo, intenta tirar de memoria. Cada lector es un mundo.

¿Papel o electrónico? La eterna duda que parece no tener respuesta. Yo soy incapaz de decidir, porque el libro electrónico es francamente útil, eso es algo que no puede negarse de ninguna de las maneras. Sin embargo, no hay nada como el tacto del papel, el olor a libro nuevo. El hecho de tener tu estantería en casa... Todas esas cosas hacen que sea una gran defensora de los libros físicos. Pero a veces, la economía no es tan boyante como desearíamos y tenemos que elegir. 

La vida del lector es tan complicada... 

3 comentarios:

  1. me encantan los libros en papel, pero ahora mismo ni el dinero ni el espacio acompañan. Además, me encanta poder tener todo a mano en mi kindle y poder hacer anotaciones y subrayar sin mancillar los libros.

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Yo no tengo demasiadas manías para leer pero sí es cierto que prefiero mil veces el libro de papel que el electrónico. :)
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es un tema interesante. Creo que los lectores tenemos muchas manías y si habláramos más de ellas, coincidiríamos en muchas jeje. Gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?