jueves, 22 de febrero de 2018

Los magos primigenios 2: El ladrón de puertas (Orson Scott Card)

FICHA TÉCNICA
Título original: Mither Mages 2: The Gate Thief
Autor: Orson Scott-Card
Editorial: Minotauro
Sinopsis: Llega la segunda parte de La puerta oculta, una asombrosa serie de fantasía urbana en la que los North, una familia de magos exiliada en nuestro mundo, conviven en precario equilibrio con otras familias mágicas.
Ser el mago más poderoso de la Tierra y Westil no hace que el instituto sea más fácil para Danny North. Si no es capaz de dominar sus habilidades no podrá mantenerse oculto a ojos de las familias mágicas, que pretenden controlar su poder, o incluso matarle, en caso de no conseguirlo. (https://www.planetadelibros.com/)

OPINIÓN PERSONAL:

Danny North vuelve a la carga en la segunda entrega de Los Magos Primigenios, aunque lo hace de una manera bastante descafeinada. Porque, si debo seros sinceras, esta novela pierde puntos en relación a su predecesora: La Puerta Oculta y hay diversas razones para que la puntuación haya caído y os las menciono a continuación.

Para empezar, y esto para mí es de vital importancia, el protagonista ha acabado por caerme mal. Os decía en la reseña de la primera parte de esta saga que había tenido reticencias a la hora de comenzarla por si Danny se volvía como Ender (protagonista de una de las novelas más conocidas de Orson Scott-Card). Pues bien, aunque no llega a esos niveles, ya no me resulta tan encantador como en la primera parte.

Se ha vuelto sumamente prepotente y el instituto no le ha sentado nada bien. No solo toma decisiones erróneas (algunas vistas desde fuera parecen incluso forzadas) sino que parece que soslaya que las ha tomado. Quiero decir, se da cuenta que ha metido la pata, pero no se martiriza ni un ápice. No es que desee un atormentado de por vida, pero ciertamente esperaba cierto remordimiento.

Sigue siendo noble y una persona sacrificada, pero le falta cerebro o quizás algo más de reflezión. Porque de lo otro anda sobrado: gran parte de la novela habla sobre la adolescencia y las relaciones y en ocasiones es un tanto monotemática. De hecho, todas las chicas que conocen la verdad sobre Danny North y carecen de poderes se mueren por tener un hijo con él. Esa manera de pintar a las mujeres dudo que favorezca la trama.

Trama, que hablando de otros temas, me ha resultado un poco tediosa y repetitiva. Las familias, las puertas y los poderes llegan a cansar en un libro que podría haber sido mucho más interesante. Me quedo con las partes en las que aparece El Ladrón de Puertas, son mucho más oscuras e interesantes. Me ha gustado su forma de ver las cosas, como su carácter lo define a tantos niveles.

El asunto se ha ido poniendo interesante en Midgard (nuestro mundo) prácticamente al final del libro, momento en el que he vuelto a respetar un poco a Danny. Ha vuelto a ser, al menos en parte, el inocente chico que era en la primera parte de la saga. Sin embargo, no ha conseguido redimirse.

En líneas generales, la forma de escribir del autor estadounidense es sencilla y absorbente, tiene ritmo y no lo pierde. Me gusta mucho como describe los poderes de los magos y como es capaz de engarzar la historia de un mundo con la del otro. Me fascina como crea un universo tan rico y coherente. Sin embargo, en esta ocasión no ha sabido engancharme a mí. O no del todo.

Nota: 6,5 un poco repetitiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?