martes, 9 de enero de 2018

La Sombra del Viento (Carlos Ruiz Zafón)


FICHA TÉCNICA

Autor: Carlos Ruiz Zafón

Editorial: Booket

Sinopsis: Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: el Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambia el rumbo de su vida y le arrastra a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad. La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de la posguerra.

Aunando las técnicas del relato de intriga y suspense, la novela histórica y la comedia de costumbres, La Sombra del Viento es sobre todo una trágica historia de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros cuya intriga se mantiene hasta la última página. (http://www.carlosruizzafon.com)

OPINIÓN PERSONAL:

Carlos Ruiz Zafón es uno de mis autores favoritos, de ahí que considera La sombra del viento una verdadera delicia de libro, una novela de culto. En pocas palabras: una obra maestra que deja con ganas de más. Esas fueran las sensaciones que me dejó la primera vez que la leí y son las mismas que he sentido con esta relectura. En parte era reacia a ella porque temía que perdiese su encanto. Que no haya sido así me ha hecho muy feliz como lectora. Ha sido fantástico volver a leer esta novela y emocionarme de nuevo con los personajes tan carismáticos que la componen.

Hace años (más de diez) que me leí La sombra del viento por primera vez y aunque a grandes rasgos la recordaba, hay hermosos detalles que he vivido como si se tratase de una historia a la que hincaba el diente por primera vez. Ha habido frases que han vuelto a hechizarme porque el delicado y detallado estilo del autor barcelonés es único e irrepetible. Destila magia por los cuatro costados.

Los personajes, empezando por el propio Daniel Sampere, pasando por el irrepetible Fermín Romero de Torres o la enérgica Beatriz Aguilar y acabando por el enigmático Julián Carax, son magníficos. Saltan del papel a la realidad con una facilidad inusitada. Aportan tanto a la historia que es imposible no acabar tomándoles aprecio. Penélope Aldaya, Nuria Monfort e incluso Clara Barceló son (teniendo en cuenta su época y cada una a su manera) mujeres fuertes y geniales.

Sobre la trama, recurro a mis sensaciones de la primera vez aunque acentuadas con esta nueva lectura: absorbente, emotiva, oscura, trágica... con una tenebrosa Barcelona como telón de fondo. El escritor te lleva donde quiere con un enorme rigor histórico y trabajo de documentación con el uso de un lenguaje exquisito.

Ni un “pero importante” le pongo a esta obra. Por detallar algo, diría que me chirría un poco la americanización del apellido de las mujeres casadas, que toman el del marido y eso en España, por regla general, no suele hacerse. Quitando esto, La sombra del viento sigue siendo (sin género de dudas) una de mis novelas favoritas.


Nota: 9,5 una historia mágica en la que te zambulles desde el primer momento.


2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Guardo un precioso recuerdo de cuando me leí el libro por primera vez y me alegro que el tuyo no se haya empañado con la relectura. A mí personalmente los siguientes no me gustaron tanto, pero tengo muchas ganas de releerme este. ¡Sobre todo porque amo a Fermín! (Bueno, ¿y quién no, no?).
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Hola!!!

    La verdad es que es uno de mis libros favoritos. No solo por lo que me hizo sentir la primera vez que me lo leí (hace ya tanto tiempo) sino por lo que ha vuelto a remover en mi interior en esta ocasión.

    Creo que Zafón en esta novela demuestra sus dotes de artesano y crea personajes como el querido Fermín (magnífico) y como Julián Carax, una persona atormentada y con una sombra sobre la espalda.

    Sencillamente, maravilloso.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?