martes, 19 de marzo de 2019

Hambre de Pájaro (Carolina Corvillo)

Sinopsis: Cuando se menciona a los pájaros, nadie piensa en que un día dejan de volar. Nadie piensa en que nacen sin saber hacerlo. Sin embargo, todo el mundo tiene en mente la imagen de un grupo de polluelos ciegos e incapaces de alzar el vuelo, volviendo su rostro hacia arriba y abriendo sus cavidades bucales, ansiosos, en busca del alimento caído del cielo. Podrías derramar el mundo ahí y se lo tragarían entero. 

Estos seis relatos hablan del hambre en todos sus aspectos: hambre de vida, de pasión, de comida, de inmortalidad. Incluso de hambre de hambre. Algunos de sus personajes danzan en el límite de la locura, otros se han instalado en ella y gobiernan desde sus tronos de caos. Los pájaros son el hilo de plata que los mantiene unidos en sus mundos paralelos. Mundos en los que Lucía y Amabel descubren en el bosque la novedad de las caricias y la punzada de la muerte; en los que Jay, aprendiz de escultor, vive obsesionado con hacer la escultura perfecta de la misteriosa dama de las mangas negras; en los que el pintor Yegor Popov, superviviente del sitio de Leningrado, revelará ante un público ansioso su secreto más terrible. 

Para los hambrientos, para los insaciables, para los que siempre necesitan más historias. 

Para ellos se escribió Hambre de Pájaro. (Enlace a la editorial

Impresiones: en líneas generales, Hambre de Pájaro no es lo que suelo leer. Sin embargo, me ha gustado mucho. En mi opinión, Carolina Corvillo es capaz de retratar de manera certera el hambre desde diferentes puntos de visto: la comida, el sexo, el conocimiento, las experiencias vitales... Que además tenga la capacidad de conseguirlo a través de un estilo tan único atrae como un imán. 

Mediante el uso de un lenguaje aparentemente sencillo pero lleno de recovecos, la autora madrileña hace de temas cotidianos auténticas reflexiones de vida que cristalizan en desenlaces sorprendentes. 

En cuanto a los personajes, te hacen pensar en ti misma. No solo porque, en ocasiones, te veas reflejada en algunas de sus decisiones. Sino también justo por lo contrario. La repulsión a la censura que algunos de ellos me han provocado los hace más reales. Como si traspasaran el papel para volverse de carne y hueso. 

Las ilustraciones de Sastraka (en este campo no soy excesivamente experta, así que daré simplemente unas pinceladas), por su parte, han dado en el clavo. Su fuerza, sus colores y la capacidad técnica de las que hace gala crean una simbiosis perfecta con el texto. Parece difícil que pudieran llegar a existir el uno sin las otras. 

Una pena que se trate de una obra más bien breve, porque me he quedado (y nunca mejor dicho), con hambre de más. 

A continuación, una pequeña reflexión de cada uno de los relatos. 

- Hambre de Pájaro: los pájaros son seres que están en nuestro imaginario y a los que asociamos con volar por el cielo. No tanto con caer

- La Reina Mab: una historia oscura que me ha hecho preguntarme qué estamos dispuestos a hacer por los otros y, también, por nosotros mismos. 

- My Lady Blacksleeves: uno de mis favoritos y que cuenta con un personaje principal que me ha encandilado. Lo estético y el arte colocados en el centro de todo le dan un aire muy especial. 

- La Cosa de al Lado: el hambre literal en estado puro. Como una manera de desprendernos de nosotros mismos para convertirnos en algo ajeno y extraño y ser incapaces de darnos cuenta. 

- Un Gorrión cae muerto sobre la nieve: una historia muy especial, centrada en la identidad, el amor y el arte. Pérdida, hambre y dudas se unen para conformar un relato soberbio. 

- Cuervo: excéntrico, interesante y misterioso relato. Es interesante como la supervivencia nos hace pasar de la inocencia al asesinato en un instante. Me ha gustado como prevalece la idea de ser especiales, de ser diferentes. 

- Tatuaje old fashion: mi favorito por su perversidad e intensidad. Me encanta como algo que parecía ser algo corriente se convierte en otra cosa oscura y primigenia que se apodera de la escena. Impactante. 

Citas: «No hay tiempo apenas para la enfermedad, ni la recuperación. O vuelas o caes. O vuelas o caes.» 

«Lo único que podía hacer era contemplar a Lady Tattoo a través del espejo, como si se tratara de una imagen robada, alejada de cualquier cosa a la que él pudiera aspirar en la vida.» 

Nota: 7,5. Una lectura inquietante y muy adictiva. Un conjunto de relatos cargado de oscuridad y de talento. 

2 comentarios:

  1. Hola lo dejo pasar no logra convencerme me alegra que te gustara. Gracias por la reseña. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me llama mucho la atención. Intentaré hacerme con él pronto. Gracias!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?